FACETITE – LIFTING FACIAL
Elimina la grasa y flacidez facial

nbspDr David Delgado

 

FaceTite Lifting Facial es un procedimiento de vanguardia mediante el cual se elimina la grasa subcutánea por radiofrecuencia y a su vez el descolgamiento y la flacidez de la piel, por lo que podemos decir que es posible conseguir un efecto similar al de un minilifting sin cicatrices prácticamente.

 

FaceTite Lifting Facial 

El lifting facial es un procedimiento quirúrgico que puede mejorar el aspecto de su rostro. El levantamiento de la piel de la cara puede ayudarle a tener un aspecto más joven y fresco. También puede ayudar a mejorar la simetría de sus rasgos y a corregir cualquier caída que se haya producido debido al envejecimiento o a la gravedad. Si está pensando en someterse a un lifting facial, es importante que consulte a un cirujano cualificado para que le explique los posibles riesgos y beneficios. Con las técnicas modernas, se puede realizar un lifting facial con un mínimo de cicatrices y tiempo de inactividad. Cuando se realiza correctamente, el lifting facial puede ayudarle a conseguir un aspecto más joven y atractivo.

Hay regiones en el cuerpo en las que el acúmulo de grasa es importante por su repercusión estética más que por su cantidad o extensión.

Es el caso concreto de la cara, el cuello (especialmente la papada) o los brazos, donde la aplicación de técnicas de liposucción con cánulas rígidas, propias de tratamiento  de zonas más extensas, no permiten un grado de control suficiente y podrían provocar resultados indeseados.

Facetite proporciona una lipólisis interna y externa superior proporcionando el calor exacto controlado, lo que genera mayor seguridad con respecto a la temperatura de la piel.

 

¿Cómo funciona el Facetite Lifting Facial?

Facetite aplica la técnica conocida como  Lipolisis Asistida por Radiofrecuencia (RFAL por sus siglas en inglés) o radiofrecuencia mínimamente invasiva, es decir, eliminan la grasa mediante el calor que genera la radiofrecuencia aplicada a través de la piel, y que a su vez consigue el remodelado tridimensional de la estructura fibrosa de los tejidos subcutáneos, devolviendo el aspecto firme y juvenil.

nbspDr David Delgado

 

Con el paso del tiempo,  la producción de colágeno y elastina comienzan a disminuir y con ello, los signos del envejecimiento son más visibles.

En el rostro, se comienza a notar la pérdida del óvalo facial y cara y cuello, que básicamente comienzan a descolgarse. 

Además, los hábitos de vida actuales, condicionados por la falta de horas de sueño, el estrés, la exposición solar y la falta de una dieta rica en vitaminas y antioxidantes, aceleran el proceso de envejecimiento.

Un rostro y un óvalo facial definido nos aporta una imagen de salud y juventud. Por eso, eliminar la flacidez facial y reposicionar los tejidos, aumentando a su vez la producción de colágeno, es un objetivo primordial en nuestros tratamientos.