Hablemos de Cirugía Reconstructiva

Al hablar de cirugía plástica reconstructiva es necesario referirnos al gran impacto social que ha tenido dicho procedimiento, pues su actuar sobre estructuras anormales del cuerpo causadas por problemas congénitos, traumatismos, infecciones, tumores o enfermedades, ha permito devolver la confianza en sí mismos, a muchos pacientes.

Existe una gran diferencia entre la cirugía estética y la reparadora, aunque las dos especialidades hacen parte de la cirugía plástica, en el primer caso, se realiza para mejorar las estructuras normales del cuerpo con intención de aumentar o mejorar el atractivo del paciente, mientras que la cirugía reconstructiva tiene por finalidad mejorar la forma y la función del área afectada. Por ejemplo, la reconstrucción de mama después de un cáncer es uno de los procedimientos más comunes.

Para el cirujano plástico David Delgado expresó que tanto la cirugía plástica estética como la reconstructiva van de la mano, pues buscan mejorar el aspecto. “Existen procedimientos que requieren reconstrucción y también requieren de un procedimiento de cirugía estética” señaló el profesional de la salud.

Igualmente resaltó que: “cualquier tipo de lesión como pérdida de tejidos blandos u óseos, que afecte la forma o función de determinada parte del cuerpo, es aplicable para la cirugía reconstructiva.

¿Qué beneficios tiene la cirugía reconstructiva?

Existen zonas del cuerpo cuyas funciones pueden verse gravemente impedidas debido a un trauma físico o a un defecto de nacimiento. Por ejemplo, una nariz rota o lesionada, no sólo causa un impacto estético negativo, sino que puede evitar que el paciente respire adecuadamente.

Para eliminar cicatrices
“En el caso de las cicatrices hay dos objetivos, uno es que sea menos notoria y para que no produzca una alteración funcional” expresó el médico. La cirugía tradicional de eliminación de cicatrices requiere la realización de unas incisiones en puntos estratégicos. Una vez hechas estas incisiones, se estira la piel con la finalidad de extirpar el exceso de tejido de la cicatriz, también se puede reposicionar la cicatriz ajustándola a una línea más natural del cuerpo o incluso, se pueden hacer ambas operaciones en un mismo paciente.

Campos de influencia de la cirugía reconstructiva:

1. Fracturas complicadas del esqueleto craneofacial
2. Malformaciones congénitas del esqueleto craneofacial y de la cara (cirugía de labio y paladar hendido)
3. Reconstrucción de la piel y estructuras nerviosas de la cara
4. Úlceras varicosas
5. Quemaduras por fuego directo, escaldadura, electricidad, químicas, por congelamiento.
6. Reconstrucción de tejidos blandos asociados a fracturas previa o durante la Cirugía ortopédica.
7. Cirugía de mano: reconstrucción postraumática, reimplantes, trasplantes
8. Corrección de defectos congénitos y por enfermedades degenerativas como la artritis reumatoide.

Recomendaciones del posoperatorio.

Normalmente será necesario un seguimiento de visitas al médico, para permitir que éste pueda comprobar el progreso de la recuperación y detectar y corregir inmediatamente cualquier complicación que pueda ocurrir. Es importante que el paciente siga el cronograma de chequeos rigurosamente.
“Las recomendaciones dependen del tipo de intervención realizada, generalmente los primeros días hay que guardar un reposo relativo, no exponerse al sol, evitar que las heridas se mojen, también seguir una dieta determinada con mucho líquido, pero los procedimientos tienen cada recomendación específica” resaltó el médico